4/12/14

Más crumble: Tarta crumble de cereza


Estamos a 20 días de la Navidad...otra vez! En serio, este último año ha decidido pasar volando...
Sigo en la fría Suiza decorada con luces y mercadillos navideños, este año he visitado el de Montreux y Basilea (por ahora) y me han encantado. Lo que más, la comida...lejos quedan las patatas fritas y los churros en esto mercadillos ( que también los hay), que me dices de comer un plato de reclette por 5 francos, berlinas rellenas de chocolate al baileys, crepes y gofres  buenísimos, salchichas alemanas, e infinitas delicias gastronómicas... No es un crimen amar otra cocina que no sea la española. Siento debilidad por los quesos y el chocolate...pues estoy en el país con dicha alimentación. Os tengo que contar en el próximo post lo que como en el Hospital de Ginebra...prometo report en la próxima entrada. 
A lo que iba hoy, aprovecho que se acerca la Navidad para escribir la receta de una tarta que preparé con un producto que sólo venden en Navidad en Lidl ( si, soy pesadita con Lidl). Es un tarro de cerezas con sirope ( como el que veis en la foto, os la pongo para que os resulte más fácil identificarlo). 




Preparé una tarta de cerezas con una superficie de rico crumble mmmmm! Es muy fácil de hacer y puede ser un postre ideal para estas comidas pre o inter navideñas ( que todos sabemos que existen). No me enrollo más, os la dejo






Tarta crumble de cerezas

Ingredientes

  • 250gr + 100gr de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 90+50gr de mantequilla a rt
  • 60+30+30gr de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 ralladura de limón
  • 1 huevo
  • 1-2 cucharadas de leche
  • una pizca de sal
  • 1 bote de cerezas con sirope o 1 kilo de cerezas ( deshuesadas)
  • 50gr de almendras laminadas ( opcional)

Preparación

  • MASA: Si vais justos de tiempo podeis preparar el crumble sin masa o bien usando una prefabricada ( tipo hojaldre o brisa)
  • Mezclamos la harina con la levadura (tamizamos), añadimos los 90 gr mantequilla a trozos, 60gr de azúcar, la vainilla, la ralladura de limón, el huevo, la leche y una pizca de sal y amasamos,  formando una masa homogénea y manejable.  Hacemos una bola, la envolvemos en film y dejamos en la nevera 30 minutos. 
  • Pasado los trenta minutos, estiramos la masa y la ponemos en el fondo de un molde desmontable ( preferentemente) redondo previamente engrasado. Pinchamos la base de la masa con un tenedor. Es importante colocar la masa también cubriendo las paredes del molde. 
  • Agregamos las cerezas deshuesadas. En el caso que sean naturales añadiremos 30gr de azúcar y opcionalmente canela. Si tenéis las cerezas con sirope las rociamos con el sirope que sobra al echar las cerezas. 
  • Llegados a este punto podemos preparar el crumble mientras las cerezas se maceran. Para ello, haremos como en otras ocasiones 100gr de harina, la mezclamos con 50gr de mantequilla cortada a cubitos pequeños y los 30gr de azúcar restante. Podéis añadir si tenéis en casa avena a la mezcla o substituir el azúcar normal por moreno. Cubrimos el crumble sobre las cerezas, yo también añadí unas almendras laminadas crudas que tenía por casa y no quedó nada mal. 
  • Horneamos a 180ºC 40-45 minutos. 
  • Cuando esté horneado, lo retiramos lo dejamos templar en el molde y posteriormente lo desmoldamos con cuidado. 





Sugerencias:
- Sed generosos con el crumble! 
- También podéis preparar una crema ( tipo crema pastelera) que habría que ponerla entre la masa y las cerezas. Yo a veces la hago y queda muy bien, os pongo la receta de la crema casera que hago, pero también existen preparados que se hacen rápidamente y te sacan de un apuro.

CREMA PASTELERA:
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 375ml de leche
  • 90gr de azúcar
  • 30gr de maizena
  • 3 yemas de huevo
Abrimos la vaina de vainilla por la mitad y rascamos el contenido  (semillas) y lo echamos en un cazo junto con la leche y lo llevamos a ebullición. Sacamos del fuego. 
En un bol echamos las yemas, el azúcar y la maizena y batimos con unas varillas, hasta que la masa sea homogénea, entonces añadimos la leche poco a poco sin dejar de remover. Esta nueva mezcla, de nuevo la ponemos en el cazo y lo calentamos a fuego medio-bajo sin dejar de remover hasta que la mezcla se espese.
Por último, tapamos la crema con un film, así evitaremos que se forme la crosta, y dejamos que se enfrie. 




Vale la pena probar esta tarta con una base de crema! Un beso a tod@s!!







Publicar un comentario