16/2/14

El desayuno definitivo, los consejos de mi abuela y mi maléfico plan (primera parte): desayuno inglés



Fin de semana de San Valentín...y no he publicado nada! Pese a que preparé cupcakes para la ocasión y otros muy especiales sugar free que esta semana publicaré. Gracias Carmen por tu dedicatoria en tu blog!
Y... volviendo al tema del amor...Tengo un plan y un objetivo, que incluye un viaje a USA y un outlet en concreto con Pilar Millan (no creas que lo he olvidado). 

Muffins de bacon con huevos





Mi abuela tiene una máxima ( o tenía) porque últimamente está de un moderno que no se lo aguanta, bueno a lo que iba, la máxima de mi abuela "Niña, a los hombres se los enamora con la comida" ( o algo así, tampoco prestaba demasiada atención a sus sabios consejos de mujer de su casa)... pero cuánta razón tiene!!!!! Los hombres, pobres, con su mini cromosoma cojo y sus necesidades básicas exaltadas, son las personas más felices del mundo con la barriguita llena. Así que he decidido "ganarme" a mi churri con la cocina, y visto que los dulces le van pse pse....he decidido hacer algo exclusivamente a su gusto, y rememorando sus años de estudiante de Erasmus he decido despertarlo con este "manjar" no apto para problemas de colesterol ni dietas. Eso sí...está buenísimo, y eso que a mi los huevos y el bacon no me van. 
Os dejo con la receta:




Desayuno Inglés: Muffins con huevo y bacon

(Ocasión especial para usar mis medidores de corazones....)

Ingredientes:


  • 2 tazas de harina de trigo
  • 3/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de azúcar
  • 225gr de bacon grueso, salteado crujiente
  • 1/4 de taza de cebollino fresco ( opcional)
  • 1/2 taza de queso rallado parmesano
  • 7 huevos grandes
  • 5 cucharadas de mantequilla sin sal, derretida

Preparación

Precalentar el horno a 180ºC. Engrasar 6 moldes para muffins grandes con spray antiadherente y apartar.


Preparamos el bacon y reservamos.
Batir la harina, sal, levadura, el azúcar, el cebollino, bacon y queso en un tazón grande.

Mezclar la leche y un huevo en un tazón pequeño, y añadir a los ingredientes secos, junto con la mantequilla derretida. Mezclarlos con cuidado sin batir en exceso, es suficiente con que se mezclen los ingredientes secos y los humedos.
Echar aproximadamente 1/4 de taza de esta mezcla en los moldes de muffins grandes. Usando una espátula suave, extender la masa por los lados de los moldes un poco, dejando una depresión en el centro de la masa. Romper un huevo en el centro de cada vaso , y dividir la masa restante entre las moldes, asegurándose de cubrir la yema. Es más fácil si se trabaja con pequeñas cucharadas de masa.
Hornear los muffins durante 20 a 25 minutos, hasta que la clara de huevo visible se cuaje y los muffins comiencen a agrietarse. No hay que dorarlos demasiado. Enfriar 5 minutos, a continuación, pasar un cuchillo alrededor de los bordes de cada muffin para sacarlos.
Servir calientes.
Espero que os gusten mucho!!!







Publicar un comentario