24/8/15

Tarteando XI: Red Velvet para Noe


La entrada de hoy se la dedico a mi amiga Noe. Ya hace 4 años que nos conocemos, sigues estando igual de loca que el primer día y eso me encanta, sabes que te quiero un montón y que te deseo lo mejor en la  aventura más importante de tu vida que va a empezar en breve... y poder verlo claro!
La semana pasada celebramos que Noe cogía ya la baja por maternidad. Lo celebramos con una cena y yo me encargué del postre, y como no, ella me pidió una Red Velvet, su tarta preferida.


" Red Velvet Cake", significa "Tarta aterciopelada roja", tiene una larga historia y leyendas varias. Para empezar el porquè de terciopelo o tarta aterciopelada? Resulta que los pasteleros americanos de principio del sigo XIX usaban harina de almendra mezclada con algo de proteína para hacer más finas las texturas de los pasteles, de ahí, aterciopelado. 
Hay diferentes leyendas sobre el origen de este pastel. 

Una teoría apunta a la postguerra en 1920 ( Primera Guerra Mundial), las consecuencias económicas afectaron a muchos países, la necesidad agudiza el ingenio y muchos panaderos y pasteleros comenzaron a usar remolacha para mejorar el color de sus pasteles

Otra teoria sobre su origen apunta al año 1938, cuando se aprobó en USA la ley que regulaba la coloración de los alimentos. Un empresario llamado John Adams que fabricaba colorantes pensó que podría ganar mucho dinero vendiendo exractos y tinturas para colorear alimentos. Un pastel de bizcocho rojo sería una buena forma de dar a conocer sus colorantes. 

Otra hipótesis sobre su oigen, sitúa este dulce en pastelerías y restaurantes de Canadá y norte de los Estados Unidos en 1940. Mas concretamente se decía que el Red Velvet cake se creo en la panadería Eaton en Canadá y que su formula eran tan secreta que los empleados tenían prohibido revelarla. 


La teória con más glamour y que ha dado nombre también a este pastel, el " Waldorf Astoria red cupcake" cuenta que este dulce se creo en el famoso hotel Waldorf Astoria en NYC en 1920.


Una anécdota de cine, en 1989 este pastel aparece en la película Magnolias de Acero, donde un grupo de amigas de Luisiana se reúnen en la peluqueria para contarse su cosas. La más joven es Shelby Eatenton Latcherie (Julia Roberts), que está a punto de casarse y tiene dudad, su novio la sorprendera con un pastel nupcial muy especial, el Red Velvet Cake.



Antiguamente el color tan brillante y rojo se conseguía usando remolacha o concentrado de betabel, hoy en día la mayoría usan colorantes en pasta concentrados. Es un pariente cercano del clásico pastel americano "devil's food cake" el cual tiene variaciones en color rojo y color vino.
Historicamente a este pastel se le relacionaba con las celebraciones de independencia de Texas donde la comida roja es parte del ritual de liberación. Además beben limonada roja que simboliza la sangre derramada durante la Guerra Civil. 
En cuanto a la crema de queso que recubre típicamente a este pastel, los archivos históricos de Kraft foods señalan que la primera receta que se tiene registrada data de finales de los años 40. 

El auge que tiene de nuevo la Red Velvet, no solo en Estados Unidos, es consecuencia principalmente de las película Magnolias de acero (1989) y de la llegada de la famosa pastelería Magnolia Bakery en 1996 ( NYC). 

Después de un poquito de historia, que nunca viene mal, decir a mis compañeras y amigas del Hospital de Terrassa, que me encantó volver a veros y tener una cena y charlas de las nuestras, las echo de menos cada día. A Noe, que se porte bien y que disfrute mucho de su embarazo. Y al resto...que es lunes, por eso creo que deberíamos comer Red Velvet. 








Red Velvet Cake

Ingredientes

Para 3 moldes de 18cm o dos de 20cm
  • 120 ml de aceite suave
  • 320gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas rasas de cacao sin azúcar
  • 1 cucharadita de colorante en pasta rojo ( ideal Sugarflair extra red, otras marcas necesitaréis más cantidad)
  • 3 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 250ml de leche
  • 300gr de harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 2 cucharaditas de vinagre blanco
Para la crema de queso:
  • 250gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 600gr de azúcar glas
  • 250gr de queso tipo philadelphia no light
  • 3 cucharadas de leche (opcional)


Preparación

  • Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos y enharinamos los moldes. 
  • Ponemos la leche en un vaso, añadimos el zumo de limón y dejamos reposar, veremos que la leche se corta, es lo que queremos. Esto sustituye la sour cream que no solemos encontrar en los supermercados españoles. 
  • Tamizamos harina con cacao y reservamos
  • Batimos aceite, azúcar y huevos hasta que la mezcla este bien integrada, batimos a velocidad baja y vamos añadiendo cacao y harina alternando con la leche.
  • En un vasito mezclamos el vinagre con el bicarbonato, cuando empiecen las burbujitas, lo añadimos a la mezcla y volvemos a mezclar. A continuación añadimos el colorante y la vainilla.
  • Repartimos la masa en los moldes, horneamos 25-30 minutos o hasta que los moldes del bizcocho se separen y al introducir un palillo salga limpio. Desmoldamos cuando el molde este templado y dejamos enfriar sobre una rejilla.
  • Mientras se enfría preparamos la crema de queso, en una batidora metemos la mantequilla con el azúcar, mezclamos a velocidad alta, cuando la mezcla sea homogénea añadimos el queso, que debe estar frío, y mezclamos unos minutos más. la leche es opcional, nos dará más cremosidad a la crema. 
  • Montamos la tarta como lo hacemos habitualmente.
  • Primero tendremos que preparar los bizcochos, para ello tienen que estar fríos. Tendremos que igualar los bizcochos con un igualador de tartas (lira) o un cuchillo y mucha maña.
  • Rellenar: lo ideal es tener una base de cartón del mismo diámetro que la tarta y pegar el primer bizcocho sobre la base con un poco de crema de queso. Colocamos el primer bizcocho y una capa de crema de queso. El relleno tiene que tener aproximadamente medio cm de grosor. Encima colocamos el siguiente bizcocho. 
  • Primera capa: consiste en una fina capa de crema por los laterales y la parte superior de la tarta, y refrigeramos 30 minutos. Una vez la capa "sujetamigas" este bien fría, cubrimos con ayuda de la espátula todo el pastel, si tenemos una base giratoria será más fácil, ya que gira el pastel, no tu mano. 
  • Para que los acabados sean más lisos, calentamos un vaso con agua y sumergimos la espátula para que se caliente. Secamos con un trapo la espátula y la usamos inmediatamente sobre la tarta para lograr un acabado perfecto!
  • En este caso para decorar usé las migas del propio bizcocho (de la parte que me sobró al igualarlos). Las migas las hice con un colador. 

Espero que os guste! Mil besos!!

Fuentes: Blogdecupcakes, Objetivo Tarta Perfecta



subir imagen
Publicar un comentario