25/9/13

Una bloggera novata, una odisea y unos macarons de violeta




Al fin me animo a publicar mi primera entrada, que nervios!!

Fue toda una odisea, parecida a la que sufrí el otro día haciendo caramelo, pero esto es otra historia. Resulta que tenía merengue suizo congelado de violetas (congelado, primer error!!) de unos cupcakes de violeta que hice siguiendo la receta de Alma Obregón, buenísimos! (recomendación 100%) La cosa es que pensé, y porque no uso este merengue para rellenar unos macarons de violeta? 

Con un blog en construcción y unas habilidades limitadas en el mundo de los blogs os presento mi primera entrada: Macarons de violeta.

Así que, tal cual, busqué una receta de macarons básica y la modifiqué para que fueran de violeta.

Para los macarons:
  • 100mg de almendra molida ( yo usé el que venden en Mercadona)
  • 200mg de icing sugar o azúcar glas
  • 3 claras o 120 ml de clara de huevo ( yo usé el preparado que venden en Mercadona)
  • 40gr de azúcar blanco
  • 1 cucharadita de violeta en pasta ( o al gusto)
  • colorante en gel violeta ( opcional). Le dará un color más intenso. Yo usé el de la marca Wilton.

Preparación

Primero tamizamos la almendra molida y el azúcar glas y reservamos.
Montamos las claras, cuando estén a punto de nieve añadimos el azúcar blanco y seguimos batiendo.
Yo uso una batidora  de varillas y aunque no es ni la mitad de cómodo que una  o amasadora eléctrica la verdad es que me va muy bien.
Seguimos, cuando la mezcla esté brillante añadimos la pasta de violeta y/o colorante, y seguimos batiendo.
El siguiente paso es con ayuda de la espátula añadir la almendra con el azúcar y mediante movimientos envolventes conseguir una masa homogénea evitando que las claras se “desmonten”.
Cuando tengamos la mezcla, simplemente la añadimos en una manga pastelera ( yo uso desechables) y les hacemos un agujerito en la punta. En un papel de horno sobre una bandeja hacemos pegotitos de 3cm aproximadamente. Existen tapetes de silicona especiales para macarons.
Damos un golpe seco a la bandeja para quitar el aire y dejamos que se seque...
Teóricamente son 2h...en Barcelona yo he estado esperando 4h...o más... la idea es que cuando estén duritos ya están listos para hornear, mas o menos 10 minutos a 150ºC.
Esto del tiempo también tiene su truco, algunos se me quemaron un poquito (pero seguían estando buenísimos)
Cuando estén completamente fríos ya los podremos rellenar.


Para el relleno:
Aquí viene lo gracioso de esta historia, al descongelar el merengue...me di cuenta que la consistencia no era la misma, lo intente batir con las varillas pero no se que reacción fisicoquímica tuvo lugar que...se me hizo una masa con muy mal aspecto (aunque buena) y desestimé la idea.
Plan b! ¿Que tengo en la nevera? Nata líquida y chocolate negro para postres...ergo preparo un ganache!

Hay muchas recetas para hacer un buen ganache, mejores que la que yo usé, pero era tarde, no tenia tiempo para ir a comprar y me urgía acabar los macarons. Así que usé la  la idea del 50% (100ml de nata para 100g de chocolate negro) que deshacemos a fuego lento o baño María. Cuando esté frío se puede montar y rellenar los macarons con ayuda de una manga pastelera y una boquilla (tipo 2D o 1M).

En otros blogs también leí que se podían rellenar con mermelada de violetas (en el club del Gourmet de el Corte Inglés venden una con una pinta estupenda...) 

El resultado final no estuvo nada mal, eran los primeros que hacía! Pendiente queda rellenarlos con Merengue suizo de violetas.



PD: Primera evidencia de mi inexperiencia, sólo hice una foto, y ninguna del proceso de elaboración. Prometo mejorar!



Espero que os guste!







Publicar un comentario